domingo, 23 de julio de 2017

The Darkness - "Pinewood Smiles"

Año The Darkness a la vista.
Tras su paso por el Garage Sound Fest (si alguien estuvo allí y quiere contar qué tal, bienvenido será), Justin y los suyos pisarán nuestros clubs el próximo noviembre: día 3 Barcelona, día 4 Madrid y día 5 Bilbao. Nadie se lo puede perder.
Además, este fin de semana han anunciado título de su nuevo LP, fecha de lanzamiento, portada y han filtrado primer adelanto. Toma ya.
El esperadísmo -al menos por mí- quinto disco de The Darkness se titulará "Pinewood Smiles" y llegará a las tiendas el 6 de octubre. Su alucinógena portada es la que preside este post, mientras que su carta de presentación, "All The Pretty Girls", sin tener madera de clásico, tiene los componentes que apreciamos sus fans. 
Los que necesiten más, aquí y aquí tienen tomas en directo de nuevas piezas.

jueves, 20 de julio de 2017

Ugly Kid Joe - Barcelona 16-07-17 - Sala Boveda




Auspiciados por el madrileño Garage Fest -espléndida iniciativa que espero tenga continuidad-, Ugly Kid Joe volvían a la Ciudad Condal tras un paréntesis de ¡22 años! Si no me equivoco, ejercieron de teloneros de Bon Jovi y Van Halen en 1995 en el Estadi Olímpic. Como me lo perdí, esta visita de los californianos me hacía especial ilusión. No es una banda que puedas ver todos los días.
Cualquier ciudadano mayor de 35 años recordará -o al menos reconocerá si suena por la radio- "Everything About You", su mega-hit de 1992, uno de los éxitos más tardíos de la era hard rockera imperante en la anterior década. Pero entre que la crítica ya empezaba a meter los cuernos a L.A. con Seattle y que su tema estrella -por no hablar de su clip- tenían un innegable tono paródico-cachondo, Ugly Kid Joe nunca fueron tomados del todo en serio. Y es una lástima, por que Ugly Kid Joe fueron mucho más que "Everything About You".  Su trilogía clásica escondía en sus surcos un espléndido muestrario de rock duro metalizado que seguramente agradará a quien esté leyendo estas líneas.
En cualquier caso, la sala Bóveda registró una entrada notable, presentando ya un buen aspecto cuando Neon Delta abrieron la velada con su hard-sleazy en castellano. Lástima que, por motivos de agenda, sólo pudiera presenciar los últimos 3 temas de la descarga de los ex-Electric Wasted, -ahora afincados en Madrid tras su periplo londinense-. Ojalá obtengan su recompensa pronto. A parte de contar con una propuesta musical más que atractiva, la fe de estos tipos es inquebrantable. Les conozco desde hace 15 años y, a pesar de las adversidades, ahí siguen, apostando por el rock n' roll como medio de (mala) vida.
Con una estética de corte nu-metalero, Ugly Kid Joe saltaron a escena como un huracán al son de “Neighbor”, uno de tantos trallazos que puebla su clásico debut. Whitfield Crane, aunque desprovisto de su clásica melena, está en un estado de forma físico y vocal. Socarrón y macho. Lástima que el volumen de su micrófono fuera irrosorio. Ignoro como se oía en la parte media-trasera de la ex-Mephisto, pero en primera fila faltaban decibelios. Con un set-list basado en sus dos primera obras, sobresalieron las tremebundas “C.U.S.T”, “V.I.P”, “So Damn Cool” y “Milkman’s Son” –todavía recuerdo la continua programación de su clip en los 40 principales de Canal Plus-, así como su inmortal “Cat’s in the Craddle”, un inefable de las Rock FM de ultramar, cuyo single despachó más de 500.000 copias en USA. Klaus Einchstadt, guitarrista y miembro más afable del combo, tuvo su momento de protagonismo al entonar la tontuna y simpática “Mr. Recordman”.
Atacar el tramo final del show a base de “Ace of Spades” puede parecer una elección demasiado obvia. Ciertamente, este tema está quemado. Pero no olvidemos que Crane mantenía una buena amistad con Lemmy, llegando a compartir micro juntamente con Ice-T en aquella fabulosa revisión del “Born To Raise Hell” que se incluyó en la BSO de “Cabezas Huecas”, así tampoco nos cebaremos. El cierre del recital no podía ser otro. Un “Everything About You” celebradísimo, jaleado por toda la sala y concluido con el emotivo “you” de una infante invitada a subir al escenario.

sábado, 15 de julio de 2017

"Speed" - L.A Guns (los de verdad) are back!

Que paren las rotativas! Tenía otros post en mente, pero L.A. Guns versión Phil+Tracii acaban de lanzar el primer clip tras su reunión y merecen toda mi atención. Y no es que este "Speed" me vuelva loco -aunque mal tema no es-, pero les debo tanto a estos tíos que es lo menos que puedo hacer.
"The Missing Peace" se editará el próximo 13 de octubre, como no, vía Frontiers Records (¿alguien dijo prácticas monopolísticas?).

jueves, 13 de julio de 2017

Milk Teeth - Owning Your Okayness


Cualquier amante de Veruca Salt y de la vida en general disfrutará con esta "Owning Your Okayness" de Milk Teeth. Ya tengo canción del verano!
Nadie se acordará, pero el ilustre lector Jahdry ya recomendó a Milk Teeth en estas páginas en su fallido vaticinio de la nueva venida del grunge. Ah, y tranquilo, no estás solo, yo también odio la pose tonta del guitarrista melenas.


jueves, 6 de julio de 2017

The Magpie Salute - A falta de Cuervos, buenas son Urracas

Como viene siendo (lamentable) costumbre, las críticas sobre enésima gira de Marc Ford por nuestros escenarios no han sido demasiado positivas. Yo nunca he presenciado uno de sus shows, así que tampoco puedo opinar en primera persona, pero a base de conciertos fallidos el pobre hombre se está labrando un reputación terrible. 
Si no la caga, su incorporación a The Magpie Salute, -lo que vendría a ser unos The Black Crowes sin Chris Robinson- es una buena oportunidad para enderezar el rumbo. Desde luego, es bonito tener de nuevo juntas a las dos guitarras que nos maravillaron en álbumes como "The Southern..." o "Amorica". Veremos como progresa esta aventura, pero de momento "Omission" -cuyo clip nos teletransporta inevitablemente al de "Remedy"-, su carta de presentación, me parece una pasada.

sábado, 17 de junio de 2017

Josh Todd & The Conflict



Tras la inesperada y algo oscura salida de Keith Nelson, la continuidad de Buckcherry, sin una de sus piezas fundamentales, se presenta más incierta que nunca.Con la ayuda mercernarios, la banda completará las fechas contratadas pendientes, pero sobre su futuro a medio plazo, nadie se ha pronunciado.

De momento, Josh Todd y su inseparable Stevie D -el guitarra filipino de Buckcherry-, como buenos culos inquietos, aprovechan para presentar nuevo proyecto paralelo, Josh Todd & The Conflicts -recordemos que en 2016 ambos músicos ya echaron una canita al aire con los fallidos Spraygun War-. "Year of the Tiger" es su rabioso primer single y, para mi gusto, es todo un temazo.

Josh Todd, musicalmente hablando, no es un tío 100% fiable, la suele cagar, pero esta vez parece que las musas están de su lado.



miércoles, 14 de junio de 2017

Tyler Bryant & The Shakedown - Barcelona 05-06-17 - Sala Rocksound



La cojonuda actuación de Tyler Bryant & The Shakedown (a partir de ahora, TBS, como en los contratos) como teloneros de GN'R -no se me enfanden sus fans, pero vaya bajonazo a continuación con el coñazo de Mark Lanegan-, a pesar de la escasez de minutaje y medios técnicos que acompañan a las bandas que abren para una vaca sagrada en un show de estadio, con un Tyler dueño y señor del enorme escenario, arengando a la masa sin cesar, ya hacía presagiar que un concierto de TBS en sala pequeña iba a ser algo grande. Que Guns N' Roses, que el rock duro reuna a 40.000 personas en un recinto, en 2017, es un bonito anacronismo. Ser testigo de ello mola. Pero el espectacular concierto de TBS en Rocksound, esta vez sí, uno de los conciertos de mi vida -"exagerao!", me espetan mis colegas- fue la confirmación de que mi sitio -y del RN'R- está en los clubs. 
No voy a extenderme. Tyler Bryant, a sus 25 años, "lo tiene", sencillamente vi a una estrella brillar. Pero sus Shakedown, en los que destacan su incendiario batería, un tipo que se pasa buena parte de la actuación de pie y que termina aporreando el bombo entre el respetable, y la guitarra secundaria de Graham Whitford -hijo de Brad de Aerosmith-, no se quedan a la zaga. Puro éxtasis hard-rockero, tíos. Con bandas como TBS, Honeymoon Disease o Jetbone -todos ellos han arrasado Rocksound en los últimos meses-, formadas por tíos/as menores de 30 años, uno se pone optimista con la salud del RN'R. Aunque la media de su público se acerque a los 50. 


martes, 13 de junio de 2017

Guns N' Roses - Bilbao 30-05-17 - San Mamés


Dada la abundancia de crónicas triunfales -trufadas de nostalgia a raudales, eso sí- y el vox populi -tanto entre círculos rockeros como en círculos, por llamarlos de alguna manera, generalistas- de que estas dos fechas hispanas de los reunidos GN'R han sido algo histórico, hasta me da algo de verguenza cuando, cuestionado por algún colega sobre lo vivido en Bilbao, le suelto un templado "bien, no estuvo mal". Cuando ellos esperan mi 11/10, yo firmo un 7,5. Así es, me encantaría sumarme a la corriente y comulgar con la euforia generalizada -de hecho, influenciado por la lectura de la opinión de los otros, mañana iría a un Estadi Olímpic, mientras que justo a la salida del concierto daba por cerrada mi relación con los Guns N' Roses de formato estadio- y declarar que ha sido uno de los momentos más especiales de mi vida, pero aquí se trata de ser honestos.

GN'R son MI BANDA desde otoño de 1991 y he estado más de 20 años soñando con la reconciliación -al menos a nivel profesional- de Axl y Slash, pero amigos, en San Mamés no terminé de conectar. No culpo a la banda: cerca de 3 horas de concierto, profesionalidad máxima, entrega intachable y gran estado de forma del nucleo duro -asumiendo que, a diferencia de Slash y Duff, el Axl de 2017 no es compable con el Axl de 1992 ... ni con el de 2010-. Y por supuesto, un repertorio tremendo, del que, como "highlights", destacaría la matadora dupla inicial "It's So Easy"/"Mr.Brownstone", unas tremebundas "Live and Let Die", "Double Talkin' Jive" -aún recuerdo la caída de Slash en show barcelonés del 93, terminando el tema desde el suelo, con la guitarra partida- y "Coma", la inmortal interpretación del tema principal de "El Padrino" y, en contra de todo pronostico -pues odio esa canción, la veo más propia de David Bustamante que de Guns N' Fuckin' Roses-, una sentida "This I Love" en que Axl se lució. Y Slash finiquitando el grand finale de "Paradise City" con su Les Paul por detrás de la testa, por supuesto. A nivel de set-list, sólo criticaría el exceso de temas instrumentales ajenos -aunque olé por esos homenajes a Gregg Allman y Chuck Berry en forma de "Melissa" y "Johnny Be Good", respectivamente-, aunque si no fuera por esos interludios y la media docena de epopeyas a lo "Estranged", "November Rain" o "Sorry", el show se quedaba en hora y media.

Ante lo expuesto, ¿bien por GN'R y mal Sammy? Probablemente. Ver el show a 20 millas del escenario, de puntillas, con el ángulo visual mermado por cabezones, no ayudó. Nada que, en la próxima ocasión, un Golden Ring o un asiento de grada bien escogido no puedan solucionar (ojalá).
Clicky Web Analytics