domingo, 23 de julio de 2017

The Darkness - "Pinewood Smiles"

Año The Darkness a la vista.
Tras su paso por el Garage Sound Fest (si alguien estuvo allí y quiere contar qué tal, bienvenido será), Justin y los suyos pisarán nuestros clubs el próximo noviembre: día 3 Barcelona, día 4 Madrid y día 5 Bilbao. Nadie se lo puede perder.
Además, este fin de semana han anunciado título de su nuevo LP, fecha de lanzamiento, portada y han filtrado primer adelanto. Toma ya.
El esperadísmo -al menos por mí- quinto disco de The Darkness se titulará "Pinewood Smiles" y llegará a las tiendas el 6 de octubre. Su alucinógena portada es la que preside este post, mientras que su carta de presentación, "All The Pretty Girls", sin tener madera de clásico, tiene los componentes que apreciamos sus fans. 
Los que necesiten más, aquí y aquí tienen tomas en directo de nuevas piezas.

jueves, 20 de julio de 2017

Ugly Kid Joe - Barcelona 16-07-17 - Sala Boveda




Auspiciados por el madrileño Garage Fest -espléndida iniciativa que espero tenga continuidad-, Ugly Kid Joe volvían a la Ciudad Condal tras un paréntesis de ¡22 años! Si no me equivoco, ejercieron de teloneros de Bon Jovi y Van Halen en 1995 en el Estadi Olímpic. Como me lo perdí, esta visita de los californianos me hacía especial ilusión. No es una banda que puedas ver todos los días.
Cualquier ciudadano mayor de 35 años recordará -o al menos reconocerá si suena por la radio- "Everything About You", su mega-hit de 1992, uno de los éxitos más tardíos de la era hard rockera imperante en la anterior década. Pero entre que la crítica ya empezaba a meter los cuernos a L.A. con Seattle y que su tema estrella -por no hablar de su clip- tenían un innegable tono paródico-cachondo, Ugly Kid Joe nunca fueron tomados del todo en serio. Y es una lástima, por que Ugly Kid Joe fueron mucho más que "Everything About You".  Su trilogía clásica escondía en sus surcos un espléndido muestrario de rock duro metalizado que seguramente agradará a quien esté leyendo estas líneas.
En cualquier caso, la sala Bóveda registró una entrada notable, presentando ya un buen aspecto cuando Neon Delta abrieron la velada con su hard-sleazy en castellano. Lástima que, por motivos de agenda, sólo pudiera presenciar los últimos 3 temas de la descarga de los ex-Electric Wasted, -ahora afincados en Madrid tras su periplo londinense-. Ojalá obtengan su recompensa pronto. A parte de contar con una propuesta musical más que atractiva, la fe de estos tipos es inquebrantable. Les conozco desde hace 15 años y, a pesar de las adversidades, ahí siguen, apostando por el rock n' roll como medio de (mala) vida.
Con una estética de corte nu-metalero, Ugly Kid Joe saltaron a escena como un huracán al son de “Neighbor”, uno de tantos trallazos que puebla su clásico debut. Whitfield Crane, aunque desprovisto de su clásica melena, está en un estado de forma físico y vocal. Socarrón y macho. Lástima que el volumen de su micrófono fuera irrosorio. Ignoro como se oía en la parte media-trasera de la ex-Mephisto, pero en primera fila faltaban decibelios. Con un set-list basado en sus dos primera obras, sobresalieron las tremebundas “C.U.S.T”, “V.I.P”, “So Damn Cool” y “Milkman’s Son” –todavía recuerdo la continua programación de su clip en los 40 principales de Canal Plus-, así como su inmortal “Cat’s in the Craddle”, un inefable de las Rock FM de ultramar, cuyo single despachó más de 500.000 copias en USA. Klaus Einchstadt, guitarrista y miembro más afable del combo, tuvo su momento de protagonismo al entonar la tontuna y simpática “Mr. Recordman”.
Atacar el tramo final del show a base de “Ace of Spades” puede parecer una elección demasiado obvia. Ciertamente, este tema está quemado. Pero no olvidemos que Crane mantenía una buena amistad con Lemmy, llegando a compartir micro juntamente con Ice-T en aquella fabulosa revisión del “Born To Raise Hell” que se incluyó en la BSO de “Cabezas Huecas”, así tampoco nos cebaremos. El cierre del recital no podía ser otro. Un “Everything About You” celebradísimo, jaleado por toda la sala y concluido con el emotivo “you” de una infante invitada a subir al escenario.

sábado, 15 de julio de 2017

"Speed" - L.A Guns (los de verdad) are back!

Que paren las rotativas! Tenía otros post en mente, pero L.A. Guns versión Phil+Tracii acaban de lanzar el primer clip tras su reunión y merecen toda mi atención. Y no es que este "Speed" me vuelva loco -aunque mal tema no es-, pero les debo tanto a estos tíos que es lo menos que puedo hacer.
"The Missing Peace" se editará el próximo 13 de octubre, como no, vía Frontiers Records (¿alguien dijo prácticas monopolísticas?).

jueves, 13 de julio de 2017

Milk Teeth - Owning Your Okayness


Cualquier amante de Veruca Salt y de la vida en general disfrutará con esta "Owning Your Okayness" de Milk Teeth. Ya tengo canción del verano!
Nadie se acordará, pero el ilustre lector Jahdry ya recomendó a Milk Teeth en estas páginas en su fallido vaticinio de la nueva venida del grunge. Ah, y tranquilo, no estás solo, yo también odio la pose tonta del guitarrista melenas.


jueves, 6 de julio de 2017

The Magpie Salute - A falta de Cuervos, buenas son Urracas

Como viene siendo (lamentable) costumbre, las críticas sobre enésima gira de Marc Ford por nuestros escenarios no han sido demasiado positivas. Yo nunca he presenciado uno de sus shows, así que tampoco puedo opinar en primera persona, pero a base de conciertos fallidos el pobre hombre se está labrando un reputación terrible. 
Si no la caga, su incorporación a The Magpie Salute, -lo que vendría a ser unos The Black Crowes sin Chris Robinson- es una buena oportunidad para enderezar el rumbo. Desde luego, es bonito tener de nuevo juntas a las dos guitarras que nos maravillaron en álbumes como "The Southern..." o "Amorica". Veremos como progresa esta aventura, pero de momento "Omission" -cuyo clip nos teletransporta inevitablemente al de "Remedy"-, su carta de presentación, me parece una pasada.

sábado, 17 de junio de 2017

Josh Todd & The Conflict



Tras la inesperada y algo oscura salida de Keith Nelson, la continuidad de Buckcherry, sin una de sus piezas fundamentales, se presenta más incierta que nunca.Con la ayuda mercernarios, la banda completará las fechas contratadas pendientes, pero sobre su futuro a medio plazo, nadie se ha pronunciado.

De momento, Josh Todd y su inseparable Stevie D -el guitarra filipino de Buckcherry-, como buenos culos inquietos, aprovechan para presentar nuevo proyecto paralelo, Josh Todd & The Conflicts -recordemos que en 2016 ambos músicos ya echaron una canita al aire con los fallidos Spraygun War-. "Year of the Tiger" es su rabioso primer single y, para mi gusto, es todo un temazo.

Josh Todd, musicalmente hablando, no es un tío 100% fiable, la suele cagar, pero esta vez parece que las musas están de su lado.



miércoles, 14 de junio de 2017

Tyler Bryant & The Shakedown - Barcelona 05-06-17 - Sala Rocksound



La cojonuda actuación de Tyler Bryant & The Shakedown (a partir de ahora, TBS, como en los contratos) como teloneros de GN'R -no se me enfanden sus fans, pero vaya bajonazo a continuación con el coñazo de Mark Lanegan-, a pesar de la escasez de minutaje y medios técnicos que acompañan a las bandas que abren para una vaca sagrada en un show de estadio, con un Tyler dueño y señor del enorme escenario, arengando a la masa sin cesar, ya hacía presagiar que un concierto de TBS en sala pequeña iba a ser algo grande. Que Guns N' Roses, que el rock duro reuna a 40.000 personas en un recinto, en 2017, es un bonito anacronismo. Ser testigo de ello mola. Pero el espectacular concierto de TBS en Rocksound, esta vez sí, uno de los conciertos de mi vida -"exagerao!", me espetan mis colegas- fue la confirmación de que mi sitio -y del RN'R- está en los clubs. 
No voy a extenderme. Tyler Bryant, a sus 25 años, "lo tiene", sencillamente vi a una estrella brillar. Pero sus Shakedown, en los que destacan su incendiario batería, un tipo que se pasa buena parte de la actuación de pie y que termina aporreando el bombo entre el respetable, y la guitarra secundaria de Graham Whitford -hijo de Brad de Aerosmith-, no se quedan a la zaga. Puro éxtasis hard-rockero, tíos. Con bandas como TBS, Honeymoon Disease o Jetbone -todos ellos han arrasado Rocksound en los últimos meses-, formadas por tíos/as menores de 30 años, uno se pone optimista con la salud del RN'R. Aunque la media de su público se acerque a los 50. 


martes, 13 de junio de 2017

Guns N' Roses - Bilbao 30-05-17 - San Mamés


Dada la abundancia de crónicas triunfales -trufadas de nostalgia a raudales, eso sí- y el vox populi -tanto entre círculos rockeros como en círculos, por llamarlos de alguna manera, generalistas- de que estas dos fechas hispanas de los reunidos GN'R han sido algo histórico, hasta me da algo de verguenza cuando, cuestionado por algún colega sobre lo vivido en Bilbao, le suelto un templado "bien, no estuvo mal". Cuando ellos esperan mi 11/10, yo firmo un 7,5. Así es, me encantaría sumarme a la corriente y comulgar con la euforia generalizada -de hecho, influenciado por la lectura de la opinión de los otros, mañana iría a un Estadi Olímpic, mientras que justo a la salida del concierto daba por cerrada mi relación con los Guns N' Roses de formato estadio- y declarar que ha sido uno de los momentos más especiales de mi vida, pero aquí se trata de ser honestos.

GN'R son MI BANDA desde otoño de 1991 y he estado más de 20 años soñando con la reconciliación -al menos a nivel profesional- de Axl y Slash, pero amigos, en San Mamés no terminé de conectar. No culpo a la banda: cerca de 3 horas de concierto, profesionalidad máxima, entrega intachable y gran estado de forma del nucleo duro -asumiendo que, a diferencia de Slash y Duff, el Axl de 2017 no es compable con el Axl de 1992 ... ni con el de 2010-. Y por supuesto, un repertorio tremendo, del que, como "highlights", destacaría la matadora dupla inicial "It's So Easy"/"Mr.Brownstone", unas tremebundas "Live and Let Die", "Double Talkin' Jive" -aún recuerdo la caída de Slash en show barcelonés del 93, terminando el tema desde el suelo, con la guitarra partida- y "Coma", la inmortal interpretación del tema principal de "El Padrino" y, en contra de todo pronostico -pues odio esa canción, la veo más propia de David Bustamante que de Guns N' Fuckin' Roses-, una sentida "This I Love" en que Axl se lució. Y Slash finiquitando el grand finale de "Paradise City" con su Les Paul por detrás de la testa, por supuesto. A nivel de set-list, sólo criticaría el exceso de temas instrumentales ajenos -aunque olé por esos homenajes a Gregg Allman y Chuck Berry en forma de "Melissa" y "Johnny Be Good", respectivamente-, aunque si no fuera por esos interludios y la media docena de epopeyas a lo "Estranged", "November Rain" o "Sorry", el show se quedaba en hora y media.

Ante lo expuesto, ¿bien por GN'R y mal Sammy? Probablemente. Ver el show a 20 millas del escenario, de puntillas, con el ángulo visual mermado por cabezones, no ayudó. Nada que, en la próxima ocasión, un Golden Ring o un asiento de grada bien escogido no puedan solucionar (ojalá).

viernes, 26 de mayo de 2017

Biters "Stone Cold Love" + Thomas Wynn "Wade Waist Deep"

Nuevos clips de dos de las bandas de la casa.

Por una parte, Biters muestran su faceta más glam 70's en "Stone Cold Love", puro bubblegum de calidad. Todavía no he escuchado "The Future Ain't What It Used To Be", en la calle desde la semana pasada. Ya sabéis, el romanticismo. Hasta que no me pase por Revolver no escucharé ni una nota más, pero si alguien ya lo ha catado, es libre de dar su opinión, por supuesto.


A continuación, Thomas Wynn And The Believers presentan clip -bastante cutre- del tema que titula su nuevo LP, "Wade Waist Deep", probablemente la canción más southern de la colección. Como me imagino que este disco nunca llegará a pisar las estanterías de mi tienda favorita, en su día hice un pre-order a Mascot Records y ya lo tengo en casa. Una delicia de classic-soul-southern-folk rock.




domingo, 14 de mayo de 2017

Tax the Heat y la clase media

El madrileño Garage Sound, con un cartel netamente classic rock, ha tomado buena nota de uno de los factores que realmente hacen atractivo a un festival como el Azkena. Más allá de unos cabezas de cartel de postín, lo que da empaque a un evento de estas características es una clase media atractiva. Salvo contadísimas excepciones, las estrellas de cada jornada son bandas consagradas que han visitado nuestros escenarios en numerosas ocasiones. Y al final, si se dispone de medios y talonario, tampoco tiene mérito traer a KISS, Ozzy o Neil Young a tu festival. El programador azkenero, por ejemplo, demostró conocimientos y pedigree al apostar por Rival Sons o Airbourne cuando no eran nadie por estas lares. Ojo este año con The Shelters.
Volviendo al Garage Sound, al que tengo previsto asistir, mola mucho encontrar en su cartel a nombres como Mustach, Shawn James & the Shapeshifters, Barbe-Q-Barbies o Tax the Heat, mi recomendación del día. Teniendo en cuenta que la parte noble de la parrilla está integrada por grupos como The Darkness, Extreme, Ugly Kid Joe, The Answer o Thunder, no está nada mal para tratarse de una primera edición.
Tax the Heat editaron en 2016 un debut bien majo, "Fed to the Lions", donde ejecutan ese rock clásico tan en boga en las islas británicas pero con un pie en los sonidos contemporáneos de QOTSA, Jack White e incluso Foo Fighters. Amigo rockero, si logras abstraerte de su nefasto look, seguramente disfrutarás con estas tres muestras:






jueves, 11 de mayo de 2017

Corazones Eléctricos

El lanzamiento a principios de semana del clip de "Cama de Faquir", uno de los temas del debut de Corazones Eléctricos, es una excusa perfecta para recomendaros a la nueva banda de Pau Monteagudo. El frontman de Uzzhuaïa, por supuesto. El complemento elegante, melódico, pulido y perfecto a la  fórmula grasienta y macarra que fabrican sus ex-compinches en Capitan Booster.


jueves, 4 de mayo de 2017

Honeymoon Disease tonite! + Greta Van Fleet

Salgo del letargo para recomendar un concierto que empieza en hora y media en Rocksound. De nada por la antelación. OK, calentar el sofá viendo el cuarto capítulo de "The Handmaid's Tale", recién salido del horno, es un buen plan; pero puede esperar a mañana, esta noche tocan Honeymoon Disease. Sirva el clip de su nuevo single, "Electric Eel" como incentivo. Temazo.


Como bonus track, os presento a Greta Van Fleet, la banda de los tres hermanos teenager Kiszka + un colega del instituto. Esta urgentísima "Highway Tune" es su carta de presentación. 100% Led Zep, but I like it. El aspecto punk psicótico del cantante les da un punto extra.


domingo, 26 de marzo de 2017

Tyler Bryant & The Shakedown

En los comentarios del anterior post  mencionaba que mencioanaba a Tyler Bryant & The Shakedown. Los que habeis asistido a algún show de Axl/DC los conocereis, pues fueron los teloneros de esa gira. En cualquier caso, creo que nunca han aparecido en este blog, así que toca remediarlo. 
"The Wayside" (2015), su última referencia discográfica -ya están en proceso de grabación de nuevo material-, es un habitual en mis stereo desde su momento de edición. Una actualización cojonuda del sonido Nugent y Aerosmith 70's. No hace falta decir más.






viernes, 24 de marzo de 2017

Thomas Wynn and The Believers


Thomas Wynn and The Believers pueden estar contentos con su nuevo sello, Mascot Records -compañía bastante potente hogar de, entre otros, Joe Bonamassa, Beth Hart o No Sinner-, pues se debe estar dejando una buena pasta en la promoción de su nuevo LP, "Wade Waist Deep" (en la calle el próximo 17 de mayo). Cada dos por tres aparece un nuevo avance en la web de Classic Rock, el gran escaparate del género. En cualquier caso, es pasta bien invertida; esta banda de Orlando tiene algo especial y apunta alto. 
Como muestra, esta versión desnuda de "Man Out Of Time", pura magia. Esas harmonías vocales de los hermanos Wynn son de otro mundo. Qué alguien los traiga ya a Rocksound!!!


 "Turn Into Gold", otro tema despampanante, también estará en "Wade Waist Deep":



sábado, 18 de marzo de 2017

Blackberry Smoke + Biters - Barcelona 08-05-17 - Sala Apolo

Noche intensa por doble motivo: Por una parte, tercera visita de Blackberry Smoke a la ciudad, enmarcada en un emotivo homenaje al promotor Javi Ezquerro, y con unos teloneros del calibre de Biters. Adicionalmente, aquella era la velada de la remontada imposible, la del Barça-PSG. Los rockeros no-futboleros me disculparán, pero esta crónica, por fuerza mayor, estará aderezada con las emociones balompédicas sentidas mientras transcurría el show de los titanes de Atlanta.

En horario infantil, y apenas transcurridos 5 minutos tras de la apertura de puertas -sres. de Apolo, organización-, Biters saltaban al escenario tablas con su irresistible combinación de power pop y hard rock de ramalazo glam. Cheap Trick, T-Rex, Thin Lizzy o incluso L.A. Guns. Si a semejantes influencias le añades pericia compositiva -que nunca se nos olvide, lo que importa son las canciones-, una estética gipsy rocker ultra-atractiva y un dominio de las tablas intangible -especialmente por parte de su frontman, Tuk, alma escénica de la banda... me esperaba más brío por parte del guitarrista Matt Gabs-, como resultado obtienes un show sensacional que se hizo cortísimo. Sí, lo breve, si bueno, dos veces... pero la sensación de coitus interruptus fue generalizada, incluso entre la misma banda, que mediante gestos rogaba a la organización minutaje extra para su recital. Respecto al set list, "Restless Hearts", "Low Lives in High Definition", "1975" y "Heart Fulla Rock N' Roll" -es decir, los 4 primeros temas de su primer y único LP hasta la fecha, "Electric Blood"-, un puñado de temas de sus EP's primigenios y algunos cortes de su inminente segundo larga duración, "The Future Ain't What It Used To Be", dejando entrever una vuelta a las raíces (power) pop tras la fase más hard L.A. de "Electric Blood". En fin, les esperamos, con muchas ganas, de vuelta encabezando su propia gira en recintos donde las distancias sean más cortas. 

Tras unas sentidas palabras por parte de un par de los mejores amigos de Ezquerro, acompañadas de un bonito audiovisual, Blackberry Smoke daban inicio a su concierto al mismo tiempo que Luís Suárez marcaba el 1-0 en el minuto 2 y empezaba a alimentar la esperanza. Con un Apolo que registraba una magnífica entrada -con los "hiatus" indefinidos de Black Crowes o Gov't Mule, la parroquia sureña local, huérfanos de ídolos, ha adoptado a los de Charlie Starr como banda de cabecera-, los actuales monarcas del southern rock salieron a matar con 7 de sus piezas más enérgicas, entre las que destacaron la inicial "Payback is Bitch", la dupla extraída de su masterpiece "A Little Piece of Dixie" ("Testify" y "Good One Coming On") y el súper single de adelanto de su reciente "Like An Arrow", esa roca llamada "Waiting For The Thunder". Como suele ser su norma, Starr lleva todo el peso de la función, él es quien canta, baila, se retuerce, arenga al respetable y, en definitiva, suda la camiseta. Paul Jackson, siempre sonriente, mantiene su Les Paul en su segundo plano, mientras que bajista continúa momificado. A teclista y batería poco se les puede exigir en este sentido. 
Durante el transcurso de ese inicio prodigioso, el Barça había logrado establecer un 3-0 en el marcador, por lo que las consultas al móvil empezaron a ser más frecuentes de lo deseable, más teniendo en cuenta que el concierto entró en un fase relajada en la que la banda alternó momentos jam con su faceta más country. La calidad de temas como "Whippoorwhill", "Ain't Got The Blues" o "One Horse Town", está fuera de toda duda, que no se me malinterprete, pero no ayudaron a retener mi cabeza en Apolo
Momentos de mayor electricidad como "Up In Smoke", "Free on the Wing" o "Like An Arrow" facilitaron la reconexión con el concierto, que llegó a su amago de final justo cuando se obró el milagro en el Camp Nou. La mítica sala del Paral.lel estalló de júbilo y los bises fueron una fiesta, -ante el asombro de la banda, que no debía entender a que venía el follón- tanto por lo acertado de su elección (una cojonuda versión del "Oh Well" de Fleetwood Mac y su hit Ain't Much Left Of Me") como por la alegría del pase a cuartos.

jueves, 16 de marzo de 2017

Capitán Booster + Slavedown - Barcelona 10-03-17 - Sala Monasterio

"Joder, que dura es Barcelona" declaraba en petit comité Izzra al bajar del escenario de Monasterio. Cierto, salvo contadas excepciones foráneas a lo Blackberry Smoke o héroes locales como 77' e Imperial Jade, la Ciudad Condal no es una plaza fuerte para el viejo RN'R. Pero estoy seguro que el pedacito de Barcelona que acudió a la portuaria sala, ese medio centenar de fieles, tras un concierto tan cojonudo, correrá la voz y en su próxima visita los valencianos torearán ante audiencias mayores.
Aunque a cada escucha le vaya pillando más el punto y en la actualidad le vea infinidad de virtudes, su EP de debut, "6 Puñaladas", inicialmente me dejó algo frío: la aguardentosa voz de Rafa Rocamora en contraste con la elegancia de Pau Monteagudo (vocalista de Uzzhuaïa), el tono canallesco -y algo garrulo- de las letras, no sé, algo no cuadraba.

Sin embargo, como suele pasar con las bandas de verdad, en directo todo encaja y esas canciones multiplican su valía por mil. Hard rock/punk/high energy escandinavo al máximo nivel. A Álex Simón, todo pelo y actitud, e Israel "Izzra" Ferrer, nada de pelo pero con el mismo arrojo que su compañero, con semejante hoja de servicios a sus espaldas, la calidad se les supone y se les exige, por lo que la sorpresa de la velada la protagonizó el citado Rocamora. Con unas cuerdas vocales más afiladas que las mostradas en el plástico -ejercitando un formidable rasp a lo Angry Anderson/Axl Rose-, un carisma de notable alto -su físico agraciado ayuda- y un innegable saber estar sobre las tablas, Capitán Booster tienen a una carta ganadora como cantante. El grueso del set-list estuvo formado por los seis canciones de "6 Puñaladas" -trepidante "Galway City Tales"- junto a un puñado de canciones que formarán parte de un futuro LP, destacando la espectacular "Brilla el Sol" que dio inicio al recital. Como complemento, unas tremendas revisiones de clasicazos como "Killed By Death" (Motörhead), "Mommy's Little Monster" (Social Distortion), "The Age of Pamparius" (Turbonegro) y, cerrando el velada, "Nice Boys" (Rose Tattoo). Uzzhuaïa ha muerto -mejor dicho, está en coma inducido-, ¡larga vida a Capitán Booster!

Una mención especial del jurado para los encargados de abrir la velada, Slavedown. Liderados por un pata negra como Marc Corso (ex- Aspid, Sangtraït o Rockzilla), un tipo con un magnetismo que quita el hipo, aplastaron a la concurrencia son su metal heredero de los mejores Pantera y Anthrax de la etapa Bush. Estaremos muy atentos a su inminente bautizo discográfico.

martes, 14 de marzo de 2017

Morgan - L'Hospitalet de Llobregat 11-03-17 - Sala Salamandra 2


Segunda visita de Morgan a Catalunya en apenas un par de meses -en enero pisaron las tablas del Jamboree de Plaça Reial-. En esta orilla del Ebro todavía no han adquirido el mismo estatus que en su Madrid natal, dónde, convertidos en un pequeño fenómeno -llámalo “hype” si eres mezquino-,  acaban de colgar el cartel de “sold out” en todo un Joy Eslava, pero su labor de amor también empieza a dar sus frutos por aquí. Todo a base de boca-oreja (su debut, “North”, es un trabajo autoeditado), lograron congregar a un buen número de fieles/curiosos en Salamandra (o al menos supieron retener al público de Joana Serrat, quien actuó en primera instancia).

El secreto de su éxito es evidente. Morgan conjuga a la perfección dos elementos clave: por una parte, cuenta con el factor Carolina “Nina” de Juan, que embelesa con su preciosa voz y su delicadeza Soul/R&B, lo que garantiza la atención de un target generalista -esposas, suegras, cuñados… ya me entendéis- ; paralelamente, la robustez, empaque y zarpa que otorgan a su música Alejandro Ovejero -bajo-, Ekain Elorza -batería, también miembro de Dinero-, David Schulthess -teclista, ausente en la velada- y, especialmente, Paco López -guitarra- provocan que la parroquia rockera también pueda abrazar su propuesta y encima sin la molesta sensación del “guilty pleasure” recorriendo el espinazo.

En su show de l’Hospitalet desplegaron todo lo apuntado. Desgranando “North”, Nina sentó cátedra a base de cuerdas vocales, emanando fragilidad en números espirituales como “Home” o “Volver” -y de paso silenciando al sector charlatán de la audiencia- o poder en la noventera “Goodbye”, la gospeliana “Praying” o la netamente sureña “Sometimes”, según requería la ocasión. Encima, la candidez emanada en sus speech entre tema y tema provoca que el enamoramiento sea todavía mayor. La banda, como mandan los cánones, con una base netamente classic rock, dota al conjunto del músculo necesario para que la experiencia en directo erice el vello a aquellos recelosos de la pulcritud de su propuesta en estudio. 
La disposición escénica sería su único talón de Aquiles. Con Nina anclada a su teclado en el flanco derecho -como se agradecieron sus bailecitos en “Thank You”- y Paco y Alejandro ocupando el margen izquierdo, en el centro del escenario se genera un extraño vacío. Allí falta alguien. Como diría cierto redactor de esta casa, parecía como si un misterioso campo magnético impidiese ocupar esa área y, de paso, el contacto físico entre la vocalista y sus compañeros. En fin, paparruchas que no empañaron un recital excelente.

El fin de fiesta con una deliciosa versión de “The Night They Drove Old Dixie Down” de The Band -demostrando que sus influencias son las correctas- y la novedosa “Marry You”, cuyo imparable crescendo sirvió como presentación de banda y cierre, con la posterior algarabía del respetable, confirmaron que ésta, sólo que su management sea mínimamente hábil, habrá sido una de las últimas ocasiones para ver a Morgan en pequeño formato. El mainstream les espera.





jueves, 9 de marzo de 2017

Capitán Booster - Vida después de Uzzhuaïa


Si Uzzhuaïa han significado algo en tu vida, mañana viernes 10 de marzo debes estar en Monasterio. Capitán Booster, la banda que han formado Álex e Izzra, guitarras de la añorada banda valenciana, junto con veteranos de guerra de la escena levantina, vienen a BCN a presentar su carta de presentación discográfica, "6 Puñaladas". 
Un buen EP donde compaginan influencias del rock escandinavo de la pasada década y el punk de pelea a lo Social Distortion. Y aunque esas referencias no te motiven, que más da. Todo lo que huela a Uzzhuaïa merece que muevas tu culo.


domingo, 5 de marzo de 2017

Que Dios Nos Perdone


"Que Dios Nos Perdone" bien merece su visionado. Si nos ponemos quisquillosos, se le puede afear una pésima sonorización ante la cual uno acaba reclamando subtítulos -la dicción de Roberto Álamo y el personaje tartaja de Antonio de la Torre no ayudan- y que justo la misma temática -y no acuso a nadie de copión- ya fue tratada espléndidamente en la cojonuda serie de TV3 "Nit y Dia", pero son detalles menores de un thriller con asesino de viejas de aprobado alto. El excesivo Álamo (el Bruce Willis español ... o mejor lo dejamos en Vin Diesel), cuya interpretación le ha valido el Goya al Mejor Actor, y el siempre espléndido de la Torre -tremendo en la primera pseudocita con la mujer de la limpieza- tienen lo que hay que tener, mientras que guión y ambientación están a la altura. 

Además, como plus, agradecer el guiño rockero. Aunque se trate de un personaje totalmente prescindible, mola que uno de los polis secundarios aparezca vaya apareciendo, en orden cronológico -y en un clarísimo de "peor a mejor"- con camisetas de Helloween, Hamerfall, KISS y Guns N' Roses.

sábado, 25 de febrero de 2017

Status Quo en mi vida ...


... francamente, no han significado demasiado. Entre los cerca de 1.000 títulos de mi colección, no hay ni un disco de ellos. Pero es que tampoco los he descargado. Ni los he pinchado por Spotify. Nada. Cierta revista y, en concreto, su redactor-jefe, tienen buena parte de la culpa, ya que durante los 90', cuando uno era joven e influenciable, eran objeto de su burla y desprecio. Sin embargo, tirando de memoria, Status Quo, de una manera u otra, siempre han estado allí. Sirvan como modesto homenaje a Rick Parfitt estos 5 instantes Status Quo en mi vida:

1. Ouou you're in the army now

Mi cultura musical te puede parecer mejor o peor, pero me la he forjado a pulso, un D.I.Y. en toda regla. En casa, durante mi "periodo formativo", apenas se compraba música. Y cuando el bueno de mi padre compraba música, era para cagarse. Aún siento escalofríos al recordar aquellas cintas de Bananarama, Martika y Chris de Burgh. "In the Army Now" no llegó a formar parte de su particular museo de los horrores sonoros, pero llegó a dar muchísimo la brasa con uno de los estribillos más letales de los 80's. Lo recuerdo canturreandolo en bucle. Y recuerdo llevarme una galleta en toda la cara por molestarle mientras veía el videoclip. Esas cosas no se olvidan!


2. Roll Over Lay Down

A finales del siglo pasado, principios del presente, la llegada a España del canal VH-1 supuso toda una revelación para un servidor. Además del mítico "Friday Rock Show" del añorado Tommy Vance, durante todo el día solían programar material "oldie" rockero muy potente. Ante la degradación de la MTV, VH-1 era la opción. Y una noche cualquiera emitieron un clip setentero del "Roll Over Lay Down" que me flipó. Menuda orgía guitarrera. A ver si en Popular 1 se estaban equivocando y Status Quo en realidad molaban ...


3. Rockin' All Over the World

Ya existía Internet, pero el tema de las descargas todavía estaba muy verde, así que aún tenía todo el sentido del mundo prestar música. Con Nadia intercambiamos una docena de títulos. Yo le dejé Poison, Cinderella y material hard del estilo. Ella compensó, entre otros, con Manowar, Patti Smith y "Rockin' All Over the World" de Status Quo, que creo llegué a pinchar una vez. Como suele ocurrir, las relaciones se enfrían, cada uno sigue con su vida y los préstamos no se devuelven. Así que, técnicamente, lo que afirmo en la primera línea de este post no es cierto.



4. Live at Azkena

Los vi a 1 km de distancia, probablemente sentado en el cesped -Steel Panther y Twisted Sister eran mis targets de la velada-, por lo que no estaba demasiado atento, pero tengo buen recuerdo de su actuación en el Azkena 2012. Un poco verbeneros a ratos, pero con una energía encomiable para hombres de su edad y una actitud casi ramoniana, enlanzando infinitos temas, uno tras otro.


5. Bula Quo!

En 2013, Rossi, Parfitt y compañía se liaron la manta a la cabeza y se atrevieron a protagonizar una comedia ambientada en la Polinesia en la que se interpretaban a ellos mismos. No la he visto ni falta que hace -en IMDB le cascan un 3,6-, pero "Bula Quo!" contó con la correspondiente banda sonora, que entró en el top 10 británico. En Classic Rock le dieron bastante cancha y el single "Bula Bula Quo" apareció en la selección semanal de su web, causándome grata impresión. Muy entrañable. Para mi sorpresa, hará un par de meses, en la radiofórmula de Internet que usamos en la empresa para romper el silencio pincharon ese tema! Nikki Sixx dijo en una ocasión que no le motivaba editar nueva música con Crüe, ya que las emisoras modernas sudaban de ellos y las de classic rock optaban por los viejos hits. Pues chúpate esa, Nikki!


sábado, 18 de febrero de 2017

Circus of Power live at el cumpleaños de Wendy


Aunque la alopecia, la gorrita y las gafas del tío que canta en el video puedan despistar, esa voz y esos tatuajes son inconfundibles. Alex Mitchell, acompañado de unos coleguitas -nada que ver con la formación clásica- ha reformado a Circus of Power y llevan unos meses actuando en eventos tan selectos como la fiesta de cumpleaños de Wendy. Parece que la cosa va más o menos en serio, ya que la banda se ha metido en el estudio y acaba de lanzar single, "American Monster".

 
Por cierto, la amiga Wendy debe ser una tía influyente en la escena rockanrolera de NYC, pues para su sarao reunió en un yate a un interesantísimo triple cartel completado por unos tal Ten Ton Mojo -muy potentes, en la línea del hard-rock bluesy guarro de C.O.P- y The Sweet Things, totalmente deudores del sonido glam/punk/rock de su ciudad (New York Dolls, Heartbreakers y compañía) y banda favorita de Miss Guy de Toilet Boys.





Terminemos recordando un de los mejores cortes del monstruoso "Magic & Madness", el álbum con el que se despidieron Circus of Power a principios de los 90, la cojonuda "Heaven & Hell" (con cameo de Jerry Cantrell)

miércoles, 15 de febrero de 2017

Biters telonean a Blackberry Smoke!


Yehaaaa! Lo suyo sería verlos en un club pequeño a lo Rocksound -lo se, vinieron en su día, pero aún no estaban en mi radar-, pero la adhesión de los Biters a la gira europea de Blackberry Smoke es un notición para un servidor. Por una vez, un doble cartel de este calibre no se amputa al llegar a la Península Ibérica.
Estilísticamente, el southern de unos y el hard power-pop de otros no pega ni con cola, pero si tenemos en cuenta que ambas bandas son colegas de sello -recordemos que Tuk, cantante de Biters, aparece como estrella invitada en el clip de "Rock N' Roll Again" de B.Smoke- y conciudadanas de Atlanta, todo cobra más sentido.


domingo, 5 de febrero de 2017

Goya para "El Triana"


Así da gusto. Ayer por la noche Manolo Solo ganó el Goya al mejor actor secundario por su papel de Santi "El Triana" en "Tarde Para la Ira", el thriller de Raul Arévalo que terminó llevándose el galardón a la mejor película. Un aplauso para los académicos por premiar los 6 apoteósicos minutos de presencia en pantalla de un personaje tan extremadamente sleazy: sangre, wc's que huelen a mierda, mudos, webcams porno de saldo, enanos, caramelos de fresa, oragutanes levantadores de pesas, farlopa ... todo tiene cabida en ese descacharrante escena que enmarca la interminable y delirante verborrea del Triana, un personaje 100% Tarantino (en versión cañí, claro). Por cierto, Robin Zander tiene en Manolo Solo un serio pretendiente para el título del "hombre de las mil voces"!!!

Que se apueste por películas tan crudas del perfil de "Celda 211", "La Isla Mínima", "No Habrá Paz Para los Malvados" o las recientes "Que Dios Nos Perdone" y "El Hombre de las Mil Caras", en definitiva, mi tipo de cine, cuando la industria podría decantarse por un cine más friendly y rentable estilo Bayona o Amenabar -a quien admiro-, mola mucho.

sábado, 28 de enero de 2017

Jetbone - Barcelona 28-01-2017 - Sala Rocksound

pic by Àlvar (thanks) 

Sorpresas te da la vida. Y el publico rockero barcelonés también. Mientras que, en todo un viernes noche, Ulysses no llegaron a media entrada, Jetbone lograron levantar del sofá a tanta gente como para rozar el sold out en Rocksound. Si tenemos en cuenta que "Magical Ride", su última entrega (data de 2015), por muy de puta madre que esté, pasó desapercibido, y que estos muchachos, al menos por ahora, no son nadie,  lo de este sábado fue un pequeño y agradable milagro.

En cualquier caso, los suecos estuvieron a la altura de la expectación creada y encandilaron con un concierto maravilloso. Desde el minuto 1, pletóricos, con una fogosidad acorde a su edad -adolescencia recién superada- y una seguridad escénica y pericia instrumental más propia de unos veteranos en estas lides, la banda comandada por el bullicioso Alin Riabouchkin -guitarrista y vocalista- y el elegante Gustav Sjödin -bajista y también vocalista- se mostró totalmente on fire durante las casi dos horas de rock stoniano, sureño y soulero que, con tanto acierto, recoge el sonido del Sur creado, digamos, de 1969 a 1974.

Ignoran su buen debut homónimo -al que sólo acudieron cuando, obligados por la algarabía generalizada a realizar un segundo bis, interpretaron la molona "Dead City Fire"-, lo que es una pena, pero no hay problema en que basen el set-list en un discazo del calibre de "Magical Ride". Favoritas como "Mixed Emotions", "Working Hard For Your Money", "C'Mon" o "Everybody Needs Somebody To Love", convenientemente expandidas en versión en directo, sonaron celestiales y fueron muy bien complementadas por un par de nuevos temas y las covers de "Space Captain", "Feelin' Alright" (ambas popularizadas por Joe Cocker ... por si no quedaba claro, la etapa "Mad Dogs & Englishmen" es uno de sus referentes) y la purpeliana "Hush".

Mención para especial para el becario que llevan como teclista. Su aspecto es el de un nerd de 4º de la ESO, pero ese chaval lleva al Killer en las venas!



Clicky Web Analytics